Final de obra

Nuestra técnica de trabajo consiste en hacer una retirada de todos los restos de obra que hayan quedado en las paredes, techos, suelos, azulejos, sanitarios, cocina, cristales, etc., con los productos adecuados para cada tipo de material que se utiliza en las obras.
Seguidamente hacer un desempolvado general de la obra  para posteriormente empezar a limpiar.

La limpieza la efectuamos de una manera exhaustiva y por ello eficaz, para que el cliente pueda desarrollar  la actividad que proceda, (oficina, despacho, local comercial, vivienda, escalera comunitaria, etc.) con total normalidad y con la comodidad de un acabado perfecto.